segunda-feira, 6 de março de 2017

Morre Chema Postigo, pai da família mais numerosa de Espanha

El séptimo de 14 hermanos conoce a la novena de una familia de 16. Se casan y tienen 18 hijos. Los Postigo-Pich son la familia escolarizada más numerosa de España. Hoy Dios ha querido llevarse a Chema, el padre, tras una rapidísima enfermedad en la que ha sido “el paciente mejor acompañado del hospital”. La noticia del fallecimiento la ha dado su esposa a través de Instagram:explicaba en este artículo, publicado en InfoVaticana hace tres años.
Su primera hija, Carmen, murió en verano de 2012, con 22 años. Una pérdida dura. Cuando nació, le daban 3 años de vida. Rosa lo contaba así en una entrevista con Teinteresa:
A las pocas horas de nacer tuvieron que llevársela de nuestro lado porque había nacido con una cardiopatía muy severa y debían trasladarla a un hospital con más medios técnicos. Esos primeros días los médicos nos avisaron de que no viviría más de tres años, pero gracias a Dios, con operaciones y marcapasos vivió hasta los 22”.
Ya graduada y con un Máster, el 1 de junio del 2012 acudió a una operación rutinaria de cambio de marcapasos. Su madre le dio un beso, la dejó en el quirófano, se fue a una reunión… y a media mañana Chema le llamaba para explicar que las venas de la joven estaban fallando. Murió 3 días después.
Rosa y Chema habían perdido muchos años antes otros dos hijos, el segundo y tercero: Javi murió con un año y medio; Montse, a los 10 días de nacer. “Enterramos a dos niños en cuatro meses”, recuerda Rosa.
Ellos querían una familia numerosa pero les decían que no tuvieran hijos, que nacerían todos con enfermedades del corazón. Pero no se desanimaron:
“Nos liamos la manta a la cabeza y a día de hoy viven quince hijos. Es verdad que tres tienen algún problema de corazón aún, que estamos pendientes de operaciones, pero viven y están todos escolarizados, así que muy contentos”, señala Rosa.
Esa “manta” liada a la cabeza, como en el atavío de los bandoleros clásicos del siglo XIX, es la fe.
“Tengo una fe vivida, gracias a Dios, porque si no, no hubiésemos podido soportar la muerte de estos dos hijos en cuatro meses. La gente me decía, ‘Rosa, ¿pero no te tirarías por la ventana?’. Pues sí, si no hubiéramos tenido esta fe me hubiera suicidado, pero gracias a Dios que la tengo”.
Rosa ha escrito un libro con la idea de ayudar a muchas familias, pero no necesariamente a familias numerosas, sino a cualquier pareja que cometa la audacia de casarse. El libro se llama “¿Cómo ser feliz con 1,2,3… hijos?” (Ed. Palabra). Y explica que el gran secreto no es la organización, ni el entusiasmo. Es el amor entre los esposos.
“El secreto para cualquier familia es que los esposos se quieran por encima de todo; eso da seguridad a los hijos y te ahorra muchos problemas“, explicaba Rosa.

¿Y lo de la organización? Pues algo hay, por supuesto. Es inevitable en una familia que en algunos meses ha llegado a consumir 1.300 galletas y hasta 240 litros de leche. Algunas medidas del matrimonio las El séptimo de 14 hermanos conoce a la novena de una familia de 16. Se casan y tienen 18 hijos. Dios ha querido llevarse a Chema cuando todavía tienen hijos pequeños. Un cáncer de hígado ha acabado, en pocas semanas, con su vida.
En aquel momento, Rosa y Chema sacaron tiempo para responder a las preguntas de los lectores de este portal. A continuación algunas de sus respuestas, aunque pueden leer todo el encuentro digital aquí.
Rocío: Buenos días familia, lo primero felicitaros por vuestro “arrojo”. Quería preguntaros ¿¿¿¿Cómo podéis mostrar tanta felicidad a pesar de haber sufrido la pérdida de no uno ni dos sino tres hijos???? Me parece llamativo. ¡Un abrazo desde Granada!
Esta claro que somos una familia católica con una fe muy vivida a dia a dia. Solo asi se soporta, sino soy la primera que me tiro por la ventana…
Alberto: ¡Alucinantes las fotos! ¡Qué fuerte! ¿Pertenecéis a algún movimiento de la Iglesia?
Si en el Opus Dei nos ayuda a vivir cerca de Dios pero con los pies en la tierra.
Sebastián: Me gustaría saber cómo os apañáis para viajar, ¿entiendo que tenéis que ir siempre en dos furgonetas no?
Tenemos una furgo y un tuingo.
Tomás de la Torre: ¿Reciben alguna ayuda de los servicios de protección a la familia del Estado español?
No, ninguna ayuda…
Enviar um comentário